YLezama

Crecí con la guía, enseñanza, y amor de mis padres Profr. Ignacio Hernández Escamilla y Profra. Consuelo Lezama Bravo; ambos Maestros de Escuela Primaria Rural: con ellos tuve experiencias que me dieron la gran oportunidad de estar al aire libre y en contacto con la naturaleza.

Vi sembrar y pizcar los sembradíos de maíz, desgranar la mazorca con oloteras, correr por entre los surcos, ver las flores silvestres y a los pequeños animalitos; disfrutaba trepar los árboles, perseguir mariposas; por las noches escuchar el croar de las ranas y sapos, mientras miraba las estrellas en un abierto, limpio y brillante cielo de un pequeño pueblito de mi México Lindo y Querido (Sto. Domingo Atoyatempan, Atlixco, Pue).

También escuchaba historias de espanto mientras comía palomitas que mi madre ponía en un cucurucho de papel periódico; por las mañanas, escuchaba los pájaros cantar, veía las sombras saltar cuando la luz entraba por la ventana, mientras percibía el rico aroma de lo que mi madre cocinaba en su estufa de petróleo.

Mi padre y yo jugábamos a dibujar, pintar y a hacer escultura con plastilina, lodo, masa, etc. y con mi madre tejido en agujas, gancho, costura, punto de cruz, escuchar música, poesía, etc.; ambos disfrutaban tomar muchas fotos (Agfa), esto desarrollo mi sensibilidad y mis sentidos.

La naturaleza, el mundo de afuera de mi entorno y lo que aprendí de mis padres antes de los siete, son los hilos de la imaginación con los que trencé lo que siempre quise ser, siendo el rebozo quien guardó y abrazó este deseo en mí y así expresarme por medio de la pintura, el dibujo, la fotografía, la poesía, el cuento corto y más.

Con todo mi Amor

y Lezama.

Contactame: